Esta cocina tiene la particularidad de tener una gran amplitud, ya que está conectada al resto de la casa sin ningún tipo de barrera arquitectónica de por medio.

A la hora de plantear la reforma de esta cocina, se pensó en una cocina integrada y lineal sin isla. Así, dejamos espacio para una gran mesa y para hacer vida alrededor de la estancia.

Los muebles que finalmente se colocaron en esta cocina son de la colección Line-E de Santos en un acabado Gris Antracita. Estos no tienen tirador para mantener el minimalismo en la cocina. Los electrodomésticos integrados hacen hincapié en este estilo.

Un aspecto que destaca en esta cocina es su encimera de Dekton que continua hasta la pared dejando a la vista un bonito mármol. Otros de los elementos estrella de esta cocina es la campana de techo de Novy, que ayuda a mantener la sensación de cocina amplia y minimalista.

ARQUITECTOS & INTERIORISTAS

María Colmenero

Una cocina en línea