Para este proyecto de cocina, situado en el distrito de Sarrià de Barcelona, se pensó en la luminosidad del color blanco para el color de la cocina. Además, con el objetivo de crear una continuidad y un único volumen en la cocina, la encimera fue seleccionada también en color blanco.

Perfectamente sencilla