Inauguramos nuestra nueva terraza con motivo del 50 cumpleaños de Raquel García

Durante la tarde del 14 de julio, dos ocasiones muy especiales tuvieron lugar en nuestro showroom.

La primera de ellas, el 50 cumpleaños de Raquel García, fundadora y gerente de Clysa. La segunda, la inauguración oficial de la nueva terraza que culmina nuestro hogar.

Rodeados de amigos, colaboradores y familiares, celebramos una velada en la que reinó la alegría y la ilusión.

Comenzamos recibiendo a todos los invitados al ritmo de la bossa nova de Mistura de Mares, una relajada melodía brasileña que sonaba en el jardín principal mientras saludábamos a los primeros asistentes en llegar.

La nueva terraza, ubicada en la azotea, brilló con una luz de lo más especial, conquistando a todos los presentes. Y así mismo lo hizo la gastronomía de la que disfrutamos gracias a los cocineros de Bitxo Gastroexperience.

Se hicieron con los fogones del evento, y se encargaron de cocinar deliciosos manjares con los que deleitar a todos los invitados.

Aperitivos originales, carnes y pescados deliciosos, surtidos de postres… ¡Cada plato resultaba mejor que el anterior!

Entre plato y plato, el color del atardecer teñía por completo la fachada de nuestra casa. Y entre risas y anécdotas, llegó uno de los momentos más emotivos de la velada.

En un entrañable gesto de agradecimiento, Raquel García se hizo con el micrófono para dedicar unas palabras a todos los que estábamos presentes.

Nos regaló un precioso discurso, de esos que llegan hasta el corazón; sopló las velas por su cumpleaños, con deseo incluido, por supuesto; y culminó con un multitudinario brindis.

¡Por todas las experiencias que nos quedan por vivir juntos!

Tras este momento, en el confesamos que hubo lágrimas de emoción, continuamos la velada brindando con una exquisita selección de vinos y cavas de la mano de De-Scorche.

Disfrutamos de reencuentros entre amigos y profesionales, recordamos memorables anécdotas, y gozamos de un ambiente inmejorable.

¡Las sonrisas brotaban entre todos los invitados!

Varias horas después, llegó el momento de culminar la celebración. Y para entonces, ya lo sabíamos: ¡había resultado un encuentro inolvidable!

Con estas líneas, solamente nos quedan palabras de agradecimiento. Para todas esas personas que no pudieron venir, pero nos transmitieron sus mejores deseos; como para quienes estuvieron presentes en este día tan especial.

¡GRACIAS!

Video por Rocio Vega

Fotografías por Franck Boutonnet