Jordi Bordas es el chef pastelero que está revolucionando el sector de la pastelería. Tras proclamarse Campeón del Mundo de Pastelería, Jordi inició un proceso de investigación y desarrollo de recetas. Este intenso trabajo lo llevó a presentar en el Fórum Gastronómico de Barcelona de 2014 el B·Concept, su propio método para crear, desde cero, recetas más sanas, más ligeras y más sabrosas.

Cuando Jordi nos contactó fue un verdadero reto profesional, realmente quisimos ir un paso más allá y diseñar un proyecto que se adaptara tanto a las necesidades personales como a las profesionales. Se trataba de una cocina cerrada y Clysa propuso abrirla al salón, para así ganar amplitud, luminosidad y que estuviera más integrada con el resto de la estancia. Fue un gran desafío, ya que al ser un profesional de la repostería queríamos aportarle todos los elementos necesarios para beneficiar a su profesión. Se generaron zonas específicas de trabajo, creando un área concreta de pequeños electrodomésticos, de forma que visualmente quedara todo perfectamente ordenado.

Como cocinero profesional ¿Cómo te sientes en tu nueva cocina? ¿Qué es lo que más te gusta de ella?

Para mí, una cocina o un obrador son mi espacio natural, donde trabajo y donde he pasado prácticamente toda mi vida. Mis padres emprendieron un negocio de pan en Viladecans hace 30 años y, por eso, he acabado dedicándome a la pastelería, oficio que me apasiona y me sigue fascinando día tras día. En mi nueva cocina me siento como pez en el agua, pues cumple con todos los criterios que para mí son indispensables: organización, funcionalidad, diseño y calidad. Evidentemente, lo que más me gusta de la cocina es la combinación estos atributos, pues me permiten disfrutar cocinando en un espacio único.

¿Cuál es el elemento más importante para ti en una cocina?

Uno de los elementos más importantes para mí es la propia luz natural. Gracias al fantástico trabajo del equipo de Clysa, pudimos abrir la cocina al comedor, permitiendo así la entrada de luz procedente de los grandes ventanales del salón. La luz natural es inspiradora y me ayuda a potenciar la creatividad. Otro de los elementos más importantes es la amplitud y el espacio libre para poder trabajar con los alimentos. Tal y como hago en el obrador pastelería, en mi cocina me gusta pesar y organizar todos los ingredientes en recipientes y, gracias al diseño del espacio, perfectamente meditado, puedo organizarme cómodamente a mi manera.

¿Crees que esta cocina representa de alguna manera tu profesión con alguno de los elementos?

Más que mi profesión, pienso que esta cocina representa mi estilo creativo, el cual siempre se ha sustentado bajo la filosofía de “menos es más”. Detrás de ese minimalismo, tanto en la cocina como en mis propias creaciones de pastelería, hay mucho thinking y un profundo trabajo de desarrollo.

¿Qué te llamó la atención de Clysa y porque nos escogiste finalmente para realizar el proyecto?

Tras visitar varios estudios, vimos que Clysa identificó desde el primer momento cuáles eran nuestras necesidades. En muy poco tiempo fueron capaces de materializar nuestras ideas y de convertir nuestra cocina de ensueño en realidad. Su profesionalidad y su buen gusto fueron también determinantes a la hora de escogerles para el proyecto.

¿Qué destacarías especialmente del proceso de diseño que se hizo para ti?

Destacaría varias cosas, como, por ejemplo, el trato recibido en cada visita al estudio o el amplio abanico de materiales de calidad para escoger. Aunque, tanto mi pareja como yo, nos enamoramos de Clysa al recibir las previsualizaciones de la cocina en 3D, de manera que pudimos ver casi en real como iba a quedar todo. Esta herramienta nos dio una tranquilidad y seguridad increíbles antes emprender una obra en casa de tal magnitud.

¿Cuáles son los ingredientes que nunca faltan en la cocina de Jordi Bordas?

En la cocina de Jordi Bordas no puede faltar café de cereales tostados, aguacates en su punto justo de maduración y verduras ecológicas de temporada.

¿Con que postre acabarías esta entrevista?

Terminaría la entrevista con un postre refrescante, seguramente con mango, fruta de la pasión y coco, mi combinación favorita.