Un juego único de texturas, iluminación y líneas puras.

En su estado original, la cocina de esta vivienda estaba cerrada y no recibía luz natural. Sus propietarios querían ganar amplitud en el espacio así como hacer llegar la entrada de luz a toda la estancia.

Dicho y hecho… ¡manos a la obra!

En esta ocasión, se seleccionó una combinación de acabados sobria y muy elegante: negro en el mobiliario y encimera, que contrastan con la calidez de la madera; presente en mesa, asientos y en el panelado que cubre la pared.

El mobiliario serie Fine en acabado Negro Seda de Santos, junto a la encimera Storm de Inalco, hacen de la isla, un bloque monocromático que denota elegancia y sofisticación.

La gran isla se ha planteado como zona de trabajo. Para complementarla, encontramos una gran columna en la que se han unido todos los electrodomésticos. De este modo, facilitamos el acceso a éstos desde la isla, resultando en un espacio práctico en el que apetece cocinar.

La campana de techo de Frecan ayuda a reforzar, aún más, la sensación de ligereza y modernidad que transmite esta cocina.

¡Todo un festín para los sentidos!

¡Muy contentos de poder colaborar en este proyecto tan espectacular en el que se han cumplido todos los objetivos del cliente!

ARQUITECTOS & INTERIORISTAS

Arquitecto: Héctor Hidalgo

Interiorista: Sergi Quilez

FOTOGRAFÍAS

Kris Moya Studio

Contraste visual y armonía de texturas

PRODUCTOS RELACIONADOS