Este proyecto se integró en una reforma integral de la vivienda. Esta cocina destinada a un cocinero profesional, se analizó cada detalle conjuntamente con el cliente, tanto a nivel de distribución como de acabados.

El modelo seleccionado fue el Line E de Santos en acabado Blanco Perla Seda con combinada con encimera Neolith modelo Calacatta, consiguiendo un conjunto armónico y con mucha luz. Para darle un toque de calidez y continuidad al espacio interior de la cocina, una de las paredes interiores de la cocina se forró con el mismo parquet.

La zona de cocción se planteó en una península con una campana a techo de Novy, para así disfrutar del espacio y de las vistas de la vivienda mientras se cocina. En la misma línea se realizó un espacio destinado al uso de pequeños electrodomésticos.

La zona de aguas se planteó como una gran hornacina rodeada de muebles altos, así como  por  la nevera y congelador integrados de Neff, consiguiendo un gran efecto de integración en el espacio.

En la entrada de la vivienda se realizó un mueble con el mismo acabado de la cocina dando continuidad al espacio. La hornacina centrada dota de protagonismo al volumen.

ARQUITECTOS & INTERIORISTAS

Rogelio Martinazzo

FOTOGRAFÍAS

Kris Moya Studio

Cocinando con vistas

PRODUCTOS RELACIONADOS

Cestita de Vitra